Calentando al pizzero: 3 casos (reales) distintos

Pinjed

Por 9

Entre algunas jovenzuelas un poco exhibicionistas se ha puesto de moda la típica maniobra de pedir pizza a domicilio y atender al repartidor enseñando un poco de carne o directamente desnudas, como si no sucediera nada. Aquí la gracia suele estar en grabarlo o emitirlo en directo y ganar un poco de caché entre los seguidores de MyFreeCams o Chaturbate, que siempre suelen responder a la valentía, el descaro y el atrevimiento con propinas.

Internet está lleno de vídeos de este tipo, algunos fake y algunos completamente, reales. Pero los tres que os presento hoy son especiales por distintas circunstancias y creo que vale la pena separalos del resto.

Bronce

El ejemplo perfecto de cómo este tipo de prácticas pueden salir mal. La chica abre al tipo del Domino’s completamente desnuda y le invita a pasar después de decirle que está sola en casa. El tipo empieza a calentarse y a volverse más lanzado, tomándose más confianzas de las debidas y generando una situación muy tensa. Al final todo queda en un pequeño susto para la chica que, promete, jamás volverá a hacer algo así. Merece la pena también porque está buenísima.

Plata

Suben las apuestas. Esta chica ya no solo enseña carne sino que directamente se enrolla con el pizzero dándole unos segundos de besuqueo profundo que terminan en despedida cariñosa sin más. Luego la chica se va a follarse a su novio, ambos calientes como el pico de una plancha después del jueguecito oral con el repartidor. Eso sí, el pobre currante debió de sufrir un dolor de huevos espectacular aquella noche.

Oro

La campeona de las flashers y las darers, una adorable desvergonzada que hace realidad esa leyenda urbana que cuentan los pizzeros más fantasmas: la de la propina en forma de mamada. Lo llamativo de este vídeo es que parece genuinamente real y que la chica demuestra una sorprendente seguridad en sí misma a la hora de tratar con un tipo que le triplica en tamaño y debió de vivir una de las noches más increíbles de su vida laboral. Nunca sabremos si es fake o no, pero a mí me gusta pensar que vivimos en un mundo donde la suerte te puede sonreír de la mejor forma: con una buena mamada sorpresa.

Relacionado

Comentarios