No todo sale según lo previsto (bukkake)

Lo normal cuando uno piensa en un bukkake es imaginar la idílica reunión de un grupo de amigos: hombretones con los huevos cargados de amor y una damisela que ofrece su rostro a la veintena de corridas, se pega una ducha purificadora y se va a casa como si no hubiera ocurrido nada. La realidad, en cambio, nos dice que no siempre, y menos cuando se trata de la primera vez, la corrida masiva es plato de buen gusto. Según tengo entendido en este bukkake la osada protagonista recibió 105 eyaculaciones.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.