Brazzers inventa el porno para el subconsciente

En un publicity stunt francamente acojonante, Brazzers lanzó hace unos días una escena que forma parte de una nueva serie titulada Pornisity y que tiene la peculiaridad de acoger vídeos porno realizados a partir del análisis de datos cerebrales de los consumidores americanos de porno. Tal cual lo leéis. Brazzers ha firmado un acuerdo con la firma canadiense Brainsights, que se dedica al estudio del subconsciente humano para recabar datos neurológicos, biométricos e involuntarios que luego analizan, sintetizan y sirven a otras compañías de marketing, educación, investigación, desarrollo de aplicaciones o, como en este caso, de porno.

El proceso se ha basado en reclutar a 100 personas de entre 18 y 29 (después de un proceso de selección a base de encuestas introductorias) que, además de completar una serie de tests, fueron sometidos a sesiones de 45 minutos de escaneo cerebral mientras veían vídeos de Brazzers. Del estudio brotaron unas 75 horas de ondas cerebrales que luego fueron transcodificada y analizadas para establecer una serie de preferencias sobre el porno derivadas de la actividad cerebral. Efectivamente, una chaladura. El proceso se explica en este pequeño documental que ha publicado la productora:

Utilizando estas preferencias, en Brazzers se han puesto a trabajar para rodar porno basado en el criterio de los cerebros de los pornófilos americanos, escenas que van dirigidas al subconsciente y que buscan alcanzar otro nivel de placer más profundo y a medida. El primer episodio de Pornisity cuenta con Elsa Jean, Monique Alexander y Johnny Sins.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.