Regreso a una diosa exótica: Bethany Benz

Hacía mucho que no sabíamos de ella, probablemente porque rueda muy de vez en cuando, y es que Bethany Benz ya está en ese estrato tan particular de popularidad en el que solo necesita rodar el porno que a ella le apetece y como a ella le da la gana, no porque sea una profesional excepcional o porque devore pitos como si fuesen bolsas de ganchitos, sino porque posee un físico inigualable que le permite este tipo de privilegio. Bethany Benz se parece mucho a lo que uno consideraría una diosa, y su origen ucraniano (de sangre rusa y nigeriana, nada menos) es la guinda exótica que termina de hacerla destacar.

Hoy la tenemos de vuelta en su último trabajo para Elegant Angel, un monográfico titulado Bethany.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.