Destrozando los bajos de Tarra White

Pinjed

Por 18

Productora: Private

Como señala el mensaje tatuado en el antebrazo del corpulento Martin Gun, no hay piedad con el blanquecino culo de Tarra White en esta escena. Ambientado en un taller de coches, follando sobre un neumático y rodeados de llantas, este destrozo anal salpicado con sutiles coqueteos con el bondage no decepciona a los apasionados del porno y motor a quien va dirigida la película Pirate Fetish Machine #32: Anal Motor Bitches, última entrega de una saga de Private que se dedica a explorar con cierta inocencia algunos de los más tópicos fetiches de la industria. Hay iteraciones de la serie que incluso se acercan al siempre entrañable mundo de la licantropía, el vampirismo o el gore. Si os interesa, quizá algún día os demos una agradable sorpresa.

Relacionado

Comentarios