Aya Beshen, un lustro de sílfide ucraniana

Si no me he documentado mal, Aya Beshen debutó en el negocio de la fotografía erótica allá por el otoño del años 2013, así que en este 2018 cumplirá un lustro trabajando de manera bastante regular y sin sacar nunca los pies del tiesto: al contrario que otras modelos eróticas del este, esta escultura ucraniana de carne y hueso jamás ha amagado ni siquiera con acercarse al porno o a cotas más altas de intensidad sexual en sus trabajos. De hecho incluso su aspecto un poco más delgado de la cuenta para algunos se ha mantenido exactamente igual durante estos años, respaldando la idea de que su constitución física es la que es y a quien le guste (que serán bien pocos) que no mire.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.