El autofacial involuntario; no lo intentéis en casa

Hace algún tiempo os brindaba con la mejor de mis intenciones una ristra de récords mundiales relacionados con el sexo que, en ciertos casos, rozaban el surrealismo más loco y demencial. Entre ellos estaba el del hombre que tenía el récord de distancia recorrida por una eyaculación con nada menos que seis metros, y no contento con ello también ostentaba el récord de altura, con casi cuatro metros. Pero tal como decía el aquel anuncio televisivo, la potencia sin control no sirve de nada, y como veréis a continuación la mala puntería puede resultar letal.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.