Anatoly Toor nos regala un rato con su novia

Del fotógrafo ruso Anatoly Toor ya hablamos en una ocasión, hace unos seis meses, y fue para centrarnos en una colección de instantáneas que mezclaban surrealismo y erotismo en lo que denominamos aquí “desnudos jodidos”, cuerpos bonitos en situaciones bizarras. Hoy volvemos al mismo artista con un material bastante distinto en el que el erotismo responde a cánones más convencionales y donde, esto es importante, la modelo es su propia novia, la exuberante y muy natural Lydiya Ivanova. Desde luego no se le puede acusar de tener mal ojo para las mujeres.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.