Alguien se ha comido a Angel Vain

Pinjed

Por 12

No nos engañemos: Angel Vain nunca fue precisamente una sílfide. Nunca estuvo delgada y el enorme par de implantes de silicona que luce desde el primer día indica que tampoco era ese su objetivo. Entró siempre en la categoría de pornstars con curvas y pocos complejos, pero últimamente algo se ha salido de madre. Parece que la rubia ha perdido el control de sus impulsos y va camino de hacerse un Carmella Bing con un problema añadido: Angel mide solo 1,57. Aun así, su talento sigue intacto y su ojete dichoso de recibir rabo.

Su primera escena (2009)

Su última escena (2013)

Relacionado

Comentarios