Alguien se ha comido a Angel Vain

No nos engañemos: Angel Vain nunca fue precisamente una sílfide. Nunca estuvo delgada y el enorme par de implantes de silicona que luce desde el primer día indica que tampoco era ese su objetivo. Entró siempre en la categoría de pornstars con curvas y pocos complejos, pero últimamente algo se ha salido de madre. Parece que la rubia ha perdido el control de sus impulsos y va camino de hacerse un Carmella Bing con un problema añadido: Angel mide solo 1,57. Aun así, su talento sigue intacto y su ojete dichoso de recibir rabo.

Su primera escena (2009)

Su última escena (2013)

Este post ha sido publicado por Pinjed. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado