Alexis Ford: de silicona, tinte y gustos adquiridos

En el porno actual las rubias platino pechugonas están cada vez más denostadas. El que fuese paradigma de erotismo y sensualidad hace diez años se ha ido quedando caduco para dejar paso a otras variedades, así que con su look de sueño americano moldeado en el quirófano Alexis Ford sabía que no lo tendría fácil en esta industria. De modo que un día puso toda la carne en el asador: en un mismo rodaje se dejó penetrar todos los agujeros por primera vez y eso le valió un AVN al mejor polvo heterosexual. Meses después la rubia sigue el mismo precepto: aprovechar sus curvas y ser más cerda cada día que el anterior.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.