El curioso caso de Alaina Dawson

Unos meses después de que Pinjed tuvo el viaje de no retorno al país de la orgía eterna le quiero hacer un homenaje en este post. Curiosamente el personaje en que se basa su seudónimo (escrito como se pronuncia, Pinhead) si que regresa del otro mundo a este en la novela «The Hellbound Heart», del escritor Clive Barker y que el mismo convirtió en la película «Hellraiser». El popular personaje de la cabeza repleta de clavos se mueve en el mundo del sadomasoquismo, en la que su protagonista de esta entrada tuvo una incursión para la productora Kink. Mi familia no es tecnológica en absoluto, así que cuando quise tener internet en casa lo tuve que instalar yo por mi cuenta. Una vez llegado a eso, y como la cabra siempre tira al monte, (en este caso fue otro animal) una de las primeras webs que visité fue Orgasmatrix, y desde entonces soy asiduo. Nunca tuve la inquietud de comentar los post pero, casualidades de la vida, me enteré de un incidente que contradecía una entrada del día. Y no es que Pinjed no tuviese razón en el post Alaina Dawson: mimbres de estrella porque habría llegado lejos si no fuese por el suceso que supuso para ella entrar en la lista negra del sector. Este hecho quedó constancia en la ficha de la web de esta actriz, a partir de lo que fue mi estreno como comentarista. Resulta que por circunstancias indirectas llegué al Twitter del productor Jay Rock que daba aviso a productores y al agente de la susodicha que le había falsificado un cheque de pago por una escena. El añadido de un uno en el papel del talón a los 700 dólares a cobrar era tan evidente para la entidad bancaria que fue reportado y en consecuencia la agencia que la representaba rescindió su contrato y todas sus reservas fueron canceladas. Uno de sus últimos trabajos fue para Tushy y supongo que ahí serían mas generosos en el pago que este caso y por la suya también que se dejó sodomizar por Jean Valjean. Por las fotos de rodaje que también se incluyen en el tuit localicé la escena en cuestión y de manera irónica al final del vídeo aparece impresionado un «The End».

Su primer y último anal

La escena de la discordia

Con Elsa Jean, Piper Perry y Danny Dong

Este post ha sido publicado por Botijo. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado