A los pies de RayVeness

Hace un par de años RayVeness dejó la industria echando pestes de los escasos valores morales de que hacían gala algunas escenas. No le preocupaba la seguridad, los abusos o las prácticas cada vez más extremas, sino la propensión a recrear tramas incestuosas para estimular el morbo del espectador. Poco después regreso a su oficio, y aunque nunca llegó a admitirlo, hay quien sospecha que a la bella RayVeness no le sentaba nada bien que la tildasen de MILF sin haber llegado aún a los cuarenta. Ahora, con 42, lo siento por ella pero nos parece una MILF de manual, aunque eso sí: una de las más guapas.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.