get_the_title()

Zorras

Si bien es habitual en todo el mundo hispanohablante el conocimiento de la palabra zorra como sinónimo de prostituta o mujer de malos hábitos, el origen etimológico de esta expresión despectiva se ha discutido largo y tendido sin llegar a ninguna explicación concluyente. La más aceptada, eso sí, no tiene nada que ver con el animal, la zorra como femenino del zorro, sino con el término árabe sorriyya, que significa “concubina”.

Otro uso clásico de “zorra” suele producirse en Chile y es como sinónimo de vulva o genitales femeninos, lo que en España llamaríamos “coño”, y su origen es quizá más curioso: aquí sí está relacionado con el animal. De hecho en el español es una constante la asociación del órgano sexual femenino con los animales peludos (en inglés suele emplearse pussy o beaver, que significan “cachorro de gato” y “castor” respectivamente), como en el caso de cunnilingus, que procede del latín cuniculus, “conejo”, lo que también explicaría el uso coloquial en España de “conejo” para referirse a la vulva.

En el caso del porno no hay pérdida: todas las pornstars han recibido alguna vez el apelativo de zorras o de muy zorras, ya sea de forma oral o por escrito en el título de escenas y películas. Es esa especie de misoginia léxica tan típica de la industria del erotismo, una incapacidad cada vez más corregible y criticada de respetar a la mujer sexualmente activa. Búsquedas como vídeos porno de zorras o vídeos de zorras devuelven miles de resultados relacionados con el porno, demostrando que el vocabulario de este negocio es de lo más problemático y que debemos cambiar ciertas costumbres y contradicciones morales si queremos que el porno sea, por qué no, un lugar mejor.

Temas relacionados: Guarras