Youjizz

Por cada éxito empresarial norteamericano —lo de “la tierra de las oportunidades” suele ser una paparrucha pero sí es cierto que allí hay una prolífica cantera de emprendedores en el ramo de la pornografía— suele existir una versión británica al otro lado del charco, y Youjizz es exactamente ese caso en el sector del porno 2.0. Se trata de otro servicio de streaming porno gratuito nacido a la sombra de YouTube, de ahí su nombre, y competencia directa de YouPorn y Redtube hasta que a aquellas las compró Pornhub Network y pasaron a formar parte de ese Megazord del porno que es MindGeek.

Como you jizz quedó un poco a la deriva en ese océano de propuestas que dominan entre Pornhub y Xvideos, el portal no ha sido capaz de subirse al carro de las innovaciones tecnológicas más allá de ser compatible con móviles y tabletas. Por suerte, eso sí, el anticuado reproductor de vídeo de youjizz.com es rápido y limpio, y tiene como baza cierta lentitud deliberada a la hora de atender a las peticiones de retirada DMCA, lo cual la convierte en uno de eso sitios donde más abundan las escenas íntegras, el chollo que está destinado a acabar algún día.

En la actualidad, dentro del contexto exclusivamente orgasmátrico, nuestro amable colaborador eventual Vicenzo es el único que utilizar el catálogo de vídeos porno alojado en Youjizz, y lo cierto es que el material que solemos publicar de este portal de contenido suele tener un período de supervivencia online razonablemente dilatado. Quizá si las grandes empiezan a caer tendremos que acudir a los brazos recios pero aún fuertes de Youjizz.com y sus muchas escenas de legitimidad jurídica juguetona.