get_the_title()

XXX

En la mayoría de países europeos, la X es la letra que se viene utilizando desde hace décadas para marcar el contenido pornográfico de una película, una especie de indicador que supera en intensidad la calificación de edad +18 por contender sexo muy explícito. Su origen proviene de la British Board of Film Censors, que en 1951 empezó a utilizar la X para sustituir a la H (de horrific) que se usaba para marcar las producciones para mayores de 16 años, aunque en 1970 se amplió el requisito hasta los 18 años de edad y en 1982 se adoptó definitivamente el la certificación 18, quedando la X solo para usos muy puntuales y sobre todo como legado cultural.

Con los años la expresión X se ha integrado en el vocabulario colectivo y ha derivado en la variante XXX, todavía más famosa sobre todo en el mundo anglosajón. En realidad XXX no significa nada: era una táctica mercadotécnica de las distribuidoras de películas porno, que con XXX daban a entender que sus producciones eran de algún modo más intensas, que tenían más contenido explícito. Algunos cineastas incluso aplicaban una especie de baremo según el cual XX significaba simulación y XXX sexo real mientras que el X quedaba para marcar películas sencillamente algo provocadoras, pero oficialmente la única acepción válida era la X para pornografía.

La herencia cultural del X y el XXX ha sobrevivido incluso hasta la era de internet, donde búsquedas como vídeos xxx o vídeos x siguen siendo de las más habituales, algo a lo que también ha ayudado la existencia de Xvideos o XNXX. Y es que cuando uno habla de vídeos x, todo el mundo sabe ya de qué estamos hablando.