El sexo extremo de Mia Bangg

Fogardo

Por 22

En sus inicios, Mia Bangg era una rubia más bien gorda con un desagradable peinado y que tenía como única meta copiar a la que entonces era indiscutible número uno, Jenna Jameson. Por suerte, algún estilista con buen gusto, la puso a dieta (siempre manteniendo un culo de grandes dimensiones) y la transformó en la morenaza que veremos en los próximos 40 minutos.

Una vez adquirida su propia imagen, nuestra Diosa se especializó en las nuevas tendencias del porno actual, hasta el punto de ser de las pocas actrices capaces de convertir el sexo extremo en algo de lo más corriente. Bofetadas, garganta profunda o culos asfixiando caras, parecen simples juegos eróticos cuando están protagonizados por esta joven nacida en San Diego (California), el 11 de abril de 1985.

 

Comentarios