Tube8

Nacida algo más tarde que las grandes apuestas por el porno 2.0, Tube8 no tardó mucho en colocarse junto al pelotón de cabeza, sin llegar nunca a adelantar a mamotretos del streaming porno como Pornhub o Xvideos, pero siempre acompañándolas muy de cerca. Tanto es así que en su gran ofensiva expansionista, el gigante del sector MindGeek (antes conocido como Manwin) compró la web junto a sus rivales para convertirlas en ese anillo de la paja compulsiva que es la Pornhub Network, quizá la operación con más responsabilidad en el hecho de que el porno sea en la actualidad más fácil de acceder de forma gratuita que en toda su historia.

La operación que acabó con Tube 8 en manos de MindGeek es un cúmulo de fusiones y cambios de nombre que se puede resumir así: a finales de los noventa un alemán llamado Fabian Thylmann funda el NATS, un sistema que permitía a las webs porno promocionarse y monetizar con garantías, y registra Manwin. En 2010, siete años después del nacimiento de Brazzers y tres después de su asociación con Pornhub y la compra de Tube8 y ExtremeTube, Manwin adquiere ambas empresas. El asunto empieza a lucir gordo, así que Manwin logra una inversión a fondo perdido de casi 150 millones de dólares, y en 2013 Thylmann vende todas sus acciones a los mayores accionistas de la compañía, que cambia de nombre a MindGeek pocos meses después. O dicho de otro modo: entre 2010 y 2015 MindGeek fue Atila y el resto de la industria un montón de presas asustadizas que cayeron una tras otra bajo el poder de su talonario infinito.

Ahora tube8.com, al igual que Pornhub o Redtube, forma parte del brazo 2.0 del conglomerado, mientras que el brazo 1.0 está compuesto por productoras como Brazzers, Reality Kings, Mofos o Digital Playground, de forma que MindGeek domina los dos extremos de la creación pornográfica.