get_the_title()

Squirting

Existe todo un halo de misterio alrededor del squirting. Hay quien asegura que se trata de simple orina que las pornstars expulsan cuando se lo solicitan para dar más espectacularidad a las escenas, y aunque la ciencia todavía está trabajando en averiguar cuál es la verdad, hay también partidarios de una explicación más o menos empírica: un chorro de fluido transparente similar al que los hombres expulsan por la próstata y que en el caso de las mujeres proviene de las glándulas de Skane. La duda está tan extendida que en las leyes británicas que regulan el porno, los vídeos de squirting se han ilegalizado porque se cataloga el squirt en la misma área que el fetichismo con orina o lluvia dorada, que como toda práctica escatológica está prohibida en el porno comercializado en Reino Unido.

En el resto del mundo pornográficamente civilizado, el porno squirting ha ido ganando en popularidad y adeptos, y lo que antes se limitaba al squirting amateur y escasas producciones especializadas, se ha convertido ya en una práctica plenamente aceptada en el circuito generalista del porno gracias al trabajo de mujeres como Cytherea o Bonnie Rotten.

Mención aparte merecen el gushing, que es la expulsión de orina por la uretra y que algunos equiparan al squirting, y el squirting anal, una variante que consiste en introducirse enemas de agua, lubricante o leche en el ano y expulsarlo a chorro para crear otro de esos manantiales de placer tan propios del artificio pornográfico.