Sexo anal extremo: “esto no puede ser sano”

Fogardo

Por 39

Me gustaría compartir con todos vosotros un vídeo que alguien me ha enviado con el acertado asunto de “esto no puede ser sano”. Se trata de uno de esos vídeos que por su dureza muchos no pueden pasar de los 10 primeros segundos de visionado. Los hay incluso que dudan que esto pueda ser real y cierran directamente el vídeo al grito de FAKE. Esto es precisamente lo que se preguntaba nuestro amigo al ver como un coño adquiría un tamaño desproporcionado y se transformaba en algo más bien amorfo. ¿Es esto cierto o aquí hay gato encerrado? Pues bien, el uso de bombas de vacío es una práctica bastante común desde principios del S.XX y no sólo en los genitales, ya que también se utilizan para hinchar pezones y ano. Según cuentan el efecto de succión que producen estos aparatos incrementa la presión sanguínea y con ello la sensación de placer. Una especie erección forzada que no recomendaría probar en casa pues entraña cierto peligro y puede dar lugar a la rotura de vasos sanguíneos. Gracias a Toni

Lo sentimos, este video ha sido eliminado

Comentarios