El sexo anal que se practica en casa

Fogardo

Por 31

Es increíble el daño que puede hacer el estar mal informado. Nos llegan infinidad de mails preguntando acerca del sexo anal, las desvirgaciones, posibles embarazos, etc… Preguntas propias del S.XIX que prefiero reservarme por respeto al que pregunta y por absurdas e inocentes. Intentaré ser breve, olvidarme de lo que muchos preguntan y poner unos consejos que en su día nos dio Kamikaze:

Consentimiento mutuo. Si ella no quiere, respeto y a lo clásico. Piensa si te gustaría que te la metieran a tí sin tu consentimiento.
Higiene. Un buen enjabonado mutuo por las partes íntimas y, recordar, que todo lo entra por atrás no se reintroduce por delante.
Buena lubricación. A mí me gusta el gel Durex mentolado. El frescor que les produce en el culete calma el dolor de la penetración.
Juegos preliminares. Antes de la penetración anal no está de más un par de polvos vaginales. Así te lo tomas con más calma, como un juego y la polla sigue a punto de caramelo antes de introducirse en el ano.
Posturas. Para mí la mejor es que ella se ponga encima, dominando la situación. Tomando el pene con una mano e introduciéndolo poco a poco en el ano. A su ritmo, sin prisas. No olvides el lubricante. Puedes acariciarle suavemente el clítoris. Les vuelve locas. Otra postuara es la del perro. Le acaricias toda la espalda, le das masajes, metes un dedo por el ano y otro por la vagina y con la otra mano le caricias el clítoris. Cuando hunde la cabeza en la almohada, te está pidiendo la penetración. Eres todo de ella.
Intimidad. A mi me gusta hacer el amor en moteles, pero esto a gusto del consumidor.

Una vez que sigas todo esto, quizás puedas practicar el sexo anal que publicamos en Orgasmatrix, y que tan bien realizan parejas como las de los siguientes videos.

Lo sentimos, este video ha sido eliminado

 

Comentarios