¿Qué fue de nuestras actrices porno favoritas?

Viru

Por 83

Cuando uno se la pela viendo a alguna actriz porno hacer de las suyas, se establece un extraño e íntimo vínculo, del cual ellas no suelen percatarse. Es el que te convierte en fan y te lleva a querer saber más de ellas. Por eso, es inevitable querer conocer que ha sido de las vidas de nuestras chicas favoritas. Comenzamos una serie en la que iremos comentando, poco a poco el paradero de muchas de nuestras pornstars predilectas. El pasado turbulento de muchas se acaba cobrando su precio, aunque por suerte, otras han terminado bastante mejor tras follar para nosotros durante tantos años. Comenzamos con una batería de chicas de los 90 como Jeanna Fine o Juli Ashton, entre otras.

jeanna-fine-01-1

Jeanna Fine

Una de las actrices más queridas de los 90, donde destacó por su pelo corto y la facilidad para el anal. Jeanna dejó las drogas y se casó con un camarero en LA, tuvo un niño, y dejó el porno para dedicarse a su familia. Por desgracia, el padre de la criatura se quedó en el paro y sin perspectivas, comenzó a hacer servicios de acompañante, aprovechando la fama adquirida. Volvió al porno para hacer una última actuación, en No Man’s Land Legends, en 2002, donde se reunía con otras grandes ya retiradas. Aún hoy, recurre esporádicamente al “scorting” para dar de comer a su crío. Por unos 1000 pavos te las puedes tirar, dice.

asiacarrera

Asia Carrera

Esta actriz asiática llegó a ser la más popular del mundo en su momento. Pero siempre había dicho una cosa: a los 30 años se retiraría. Y así fue. Se casó con su novio Don y dejó el porno, aunque mantenía activo su blog.. Estando embarazada de su segundo niño, Don sufrió un accidente que le quitó la vida. Sin embargo, el seguro de su marido pidió una investigación y se negaba a pagar a Asia. A base de donativos de sus fans, consiguió mantenerse a flote, criando a sus niños, hasta que le ha llegado ese dinero. Sus críos ya están en edad de ir al cole, y ella ya ha dejado su blog para evitar que lo descubran los padres de otros niños.

Madison

Madison Stone era la rebelde por excelencia de los 90: tenía un grupo de rock, era aficionada a los tatus y piercing y sobre todo, se lo pasaba bomba follando. Dejó la industria a mediados de los 90 y abrió una tienda de tatuajes en el nuevo milenio. Está muy metida en el mundillo de los tatuajes y parece bastante contenta con su vida.

shayla

Shayla LaVeaux

Shayla es una de esas mujeres que no ha podido escapar de la vida del dinero fácil y rápido del porno USA. Tras dejar el negocio a principios del nuevo siglo, se dedicó a bailar en clubs, hasta reaparecer haciendo escenas de MILF. Durante un tiempo se trasladó a Nueva Zelanda, a dejar atrás su pasado… pero no pudo resistir mucho tiempo. Volvió a los EEUU, vive en Colorado y administra su página web, donde pone buena parte de su material, pero ha dejado de trabajar para grandes estudios.

jill

Jill Kelly

Jill fue otra estrella de relumbrón, que se retiró al superar los 30 para montar su propia productora, Jill Kelly productions. Durante mucho tiempo, la productora funcionó bien, pero terminó hundiéndose a mediados de la pasada década. Tras unos años retirada de la escena, ha aparecido en algunas convenciones de fans firmando vídeos. Vive en Florida y es amiga de Tabytha Stevens, quién dice que quizá se plantee un regreso en breve…

July Ashton

Tras dejar de follar ante las cámaras, comenzó a presentar vídeos para el canal Playboy de los EEUU y a hacer un programa de radio, lo que le mantuvo activa y en contacto con sus fans hasta 2007. Con casi 40 años se casó, mudó a Florida, como tantas otras y tuvo un niño. A pesar de ser una gran estrella y haber trabajado durante tanto tiempo. Ha cortado los lazos con todo tipo de compañeros en la industria.

09

Ashlyn Gere

Una de mis favoritas de la década, amiguetes. Ashlyn tenía un físico explosivo, una cierta rotundidad en la cara, y la capacidad de hacer guarradas de todo tipo: anales, faciales, rimjobs (en una época en la que no abundaban…) De las más contundentes en su época, y en los EEUU. Ashlyn estuvo activa hasta 2004 (ya tenía 35 años) y hasta consiguió aparecer en varias películas y series de TV. Finalmente, consiguió una licencia para vender propiedades en Texas, y a eso se dedica desde entonces. Ha criado a un par de críos, ya adolescentes, con su marido Layne Parker, con quien sigue felizmente casada.

sunset

Sunset Thomas

Muchos recordamos aún sus toscas maneras y característico flequillo rubio. Subset llegó al porno de la mano de su marido y trabajó para los mejores: Andrew Blake, Michael Ninn… Más de 200 películas en su haber. Tras dejar el porno… pues se dedica a lo mismo. Ha ejercido la prostitución de lujo en un par de ranchos como The Kit Kat Ranch, y aún hoy lo hace esporádicamente. En 1995 abrió un hotel nudista con su marido, el cual ha funcionado hasta hace poco. Público una novelas basada en su vida, hizo programas de radio sobre el tema y hasta un reality llamado Sin CIty Mom. Es la tía de la actriz porno Sunrise Adams: mientras que ella era “puesta de sol”, su sobrina debe su nombre al amanecer “sale el sol”. Sigue muy activa y fácil de encontrar en eventos relacionados con el mundillo.

deborah-wells-nude-photo

Deborah Wells

Una de las primeras húngaras en destacar en esto del porno. Tabatha trabajó mucho tanto en Europa como en los EEUU, siendo una habitual de las míticas noches del Canal Plus. ¿Qué como acabó? Pues en 1996 conoció a un millonario italiano, que la quitó de trabajar cuando, definitivamente, se casaron en 2003. Aunque ha hecho alguna aparición como bailarina, hace ya mucho que dejó atrás este mundillo: vive en Rimini, Italia, muy contenta y feliz y criando críos.

Tyffany Million

Tyffany era una mujer contundente y que no se andaba con chiquitas en el porno: aún recordamos su aparición en StarBangers 6, entre otras escenas bastante brutillas. Antes de hacer porno se había dedicado a la lucha libre americana, y tras abandonar el folleteo en 1996, intentó montar una productora. Tiffany ha vuelto a la palestra cuando se ha descubierto que trabaja para una agencia de detectives privados, y se ha rodado un reality-show con ella, llamado Wife, Mom, Bounty Hunter, que ha vuelto a hacerla famosa, bajo el nombre de Sandra Scott.

Comentarios