El prolapso anal ya no es porno extremo

Chuck

Por 132

A la inmensa mayoría os resultará nauseabundo pero algún día teníamos que hablar de ello ya que, a nuestro pesar, también forma parte del universo pornográfico. En medicina un prolapso anal es sinónimo de la repulsiva protrusión hemorroidal. Trasladado al sexo no consiste en penetrar un esfínter cuando su propietari@ sufre almorranas, sino de follártelo hasta conseguir revertir su fisionomía anal, de la misma manera que hacemos con la válvula de un flotador. Extreme Kream es una de las pornostars que explota esta práctica y de la cual veremos alguno de sus vídeos. Fijaros que he remarcado el título en mayúsculas para avisar que estos vídeos pueden provocar nauseas en lugar de excitación y por tanto sólo deberían visionarlo [email protected] empedernidos y [email protected] irremediables.

Comentarios