Silvia Rubí

Tras unos inicios más o menos genéricos en el siempre hospitalario porno alemán y el panorama patrio, trabajando con gente como Erika Lust o Nacho Vidal, Silvia se dejó llevar por sus gustos por los tatuajes, los piercings y el rock, y ahora se ha convertido en una de las pornstar especializadas en altporn más famosas de Europa. Su belleza y su aspecto mucho más juvenil de lo que realmente pone en su DNI le han abierto las puertas a un segmento del mercado adulto que en España no ha terminado nunca de despegar, pero la integración de los tatuajes en el mainstream internacional ha empezado a producirse y Silvia tiene ahora todo un territorio por el que explorar.

En la primavera de 2015, acompañada de Amarna Miller, Silvia realizó un viaje a Norteamérica para hacer turismos y tantear un poco la industria en la meca del porno. La incursión se saldó con un pequeño par de escenas para Burning Angel antes de regresar a Barcelona. Solo el tiempo dirá en qué lado del Atlántico está su futuro profesional.