Sensi Pearl

Pese a su aspecto de refinada hija de aristócratas malcriada, Sensi se autodefine como una soñadora, y sostiene que de pequeña su fantasía era convertirse en el primer ser humano en poner un pie en Marte, descubrir Atlantis y cantar en Broadway. Al final ha terminado comiendo rabos ante cuatro técnicos y un par de productores, pero eso no le ha impedido seguir siendo un espíritu libre.

Hija de músicos, iba para bailarina de balet clásico, su talento le llevó a aparecer en algunas producciones de Disney Chanel como High School Musical y su primera secuela, obras de indiscutible valor y cantera de zorrones fenomenales como Vanessa Hudgens y la propia Sensi Pearl. En su llegada a Los Angeles para forjar su futuro en la interpretación, vio en el porno una vía de convertise en alguien conocido abordando el sexo como algo natural y positivo, en lugar del tono obsceno, artificioso y sórdido que siempre le ha acompañado.

De momento ya se ha consagrado como un angelito robacorazones, siendo contratada en varias galas para lucir su aspecto adorable y consiguiendo un papel en Cherry, la película de James Franco guionizada por la también pornstar Lorelei Lee. Además, Sensi hace justicia a su nombre formando parte de diversos proyectos de caridad y protección de los miembros de la industria pornográfica, y una portavoz de los consumidores de marihuana medicinal, mundillo en el que también está muy activa.