Rocco Siffredi

Rocco Siffredi

Foto de: RoccoSiffredi.com

   
Puntuación: 5.5 73 votos

Nombre real: Rocco Antonio Tano

Otros alias: Rocco Siffredy, Tano Rocco, Rocco Daryl Tano Jr., Rocco Daryl Tano, Rocco Ziffredi, Roco, Rocky Siffreddy, Rocco Sieffredi, Rocco Sifredi, Rocco Tano

Procedencia: Ortona Mare, Italia

Edad: 50 años (4 de mayo de 1964)

Altura: 190 cm.

Años en activo: Desde el 1987

Filmografía: IAFD

Páginas:

Biografía

Quizá haya perdido el primer puesto en popularidad contra Ron Jeremy, pero si le preguntas a cualquiera que no consuma mucho porno el primer nombre de actor que le venga a la cabeza, la respuesta será siempre la misma: Rocco Siffredi. Y es que el imponente italiano de ojos saltones es una leyenda viva, no solo por sus méritos como actor, director y productor porno (que son muchos), sino también por su destreza a la hora de captar nuevos talentos y amueblarles la cabeza para que sepan defenderse en la industria. Es el Señor Miyagi del porno y a su generosidad y buen ojo le debemos cantidades incalculables de actores y actrices europeos.

Rocco entró en el porno tras conocer al actor Gabriel Pontello en un club swinger a mediados de los ochenta. Este le presentó al gran Marc Dorcel, quien le dio la alternativa haciéndole debutar en el porno francés (la película se llamaba Belle d'Amour). Tras su primera aventura, el italiano decidió aparcar el asunto y dedicarse a ser modelo de pasarelas. Dos años después volvía para quedarse y demostraba que su enorme trabuco no era su mejor arma: lo más valioso era su versatilidad. Realizaba porno clásico con guión o gonzo con prácticas extremas sin pestañear, demostrando siempre un dominio de todos los registros y en ocasiones dando rienda suelta a su vena más ruda, cosa que parecía volver locas a sus compañeras. Su intensidad no era solo sexual, comprometiéndose y haciendo de todo, sino también atlética y psicológica, abstrayéndose de todo y mutando en la bestia sexual que asombró al mundo. Con tales condiciones su éxito se antojaba inevitable: reinó durante los noventa y el primer lustro del nuevo milenio como actor y director, viajando por el mundo rodando su propio material, cazando talentos de ambos sexos aquí y allá.

En 2005 Rocco anunció que se retiraba de la actuación para dedicarse exclusivamente a producir, dirigir y formar familia junto a su esposa la felactriz Rosa Caracciolo, pero la furstración por no dar con su heredero definitivo (lo intentó con su pupilo Nacho Vidal, pero este decidió tomar su propio camino) le obligó a volver a ponerse ante las cámaras en 2009, aunque sus apariciones son escasas. Hasta el día de hoy, nadie ha alcanzado su nivel de crudeza sexual tanto en la humillación como en la sumisión y el disfrute del dolor, todo ello en un entorno comercial y no especializado. El trono de Rocco solo ha podido ocuparlo él.