Pierre Woodman

La vida de un tipo tan curioso no podía ser de otra manera: nacido en el seno de una familia pobre, dejó los estudios para trabajar en lo que encontrara hasta los 17 y entonces se alistó al ejército pero no tardó en dejarlo y convertirse en policía. En 1986 empezó a coquetear con el mundo de la fotografía y la moda, y en 1989 sería uno de los fundadores de la revista Hot Video. Tres años después entraba a trabajar en el grupo Private, donde se consagraría como director de películas porno de alto presupuesto llegando a gastarse hasta medio millón de dólares en Tatiana, con Tania Russof.

En 1997 llegaría su bombazo, la serie Casting X en la que el mismo Pierre u otro actor contratado ponían a prueba a jóvenes aspirantes a actriz porno, mayormente europeas. Se trata de la franquicia más vendida en toda la historia del cine X. Pierre no ha dejado de trabajar en múltipiles proyectos, llegando a ser incluso el caballo de batalla de Hustler cuando la cosa se les puso fea en lo financiero, aunque terminó partiendo peras con Larry Flynt por desacuerdos en asuntos promocionales. Su convulso romance con Private terminó en junio de 2006, cuando decidió abandonar la compañía (por segunda y definitiva vez) para montar su propio estudio en Barcelona, Woodman Entertainment, Y lo primero que se sacó de la manda fue Xcalibur, una salvajada de 800.000 euros con 75 actores y 250 extras, algo nunca visto.

Hasta hoy, el apodado en Orgasmatrix “conejito de Duracell” por sus graciosas ráfagas pélvicas sigue trabajando en la moda mientras publica periódicamente nuevos volúmenes de Casting X, del que asegura que tiene todavía más de 5.000 escenas inéditas guardadas que irán saliendo con el tiempo.

A Pierre Woodman le debemos grandes descubrimientos del porno europeo como Silvia Saint, Tania Russof, Anita Blond, Dora Venter o Nessa Devil.

  • Procedencia: Auvergne, Francia
  • Edad: 53 años (23 de abril de 1963)
  • Años en activo: Desde el 1993 al 2010