Karlee Grey

Karlee se convirtió en Karlee Grey tras hacerse amiga de otra pornstar con la que compartió piso, Keisha Grey, y lo cierto es que a pesar de ser “la fea” de las hermanas artísticas Grey (sobre todo porque Keisha ha alcanzado niveles de superestrella), la risueña Karlee tiene uno de los mejores cuerpos naturales en activo del porno. Pechos abundantes y firmes y un culazo al que da la impresión de que no se le presta tanta atención como a otros.

Su entrada al porno fue tan honesta como lo es su eterna sonrisa y su carácter desenfadado (ella misma dice que tiene una gran tolerancia a la frustración y que es difícil hacerla enfadar): se le ocurrió la posibilidad mientras se masturbaba viendo porno, contactó con una productora famosa al azar y aceptaron darle la alternativa. Así de rápido, así de fácil.

Hasta el momento, y con la promesa de realizar su primera escena anal el día menos pensado, Karlee lleva adelante su carrera escalando y subiendo posiciones en los rankings de popularidad en la medida en que su talento se lo permite. Y con la capacidad para entregarse al máximo en actitud en todos sus trabajos como gran virtud aparte de su físico, la voluptuosa morena tiene mimbres para ser una trabajadora duradera y de prestigio dentro del negocio.