John Holmes

John Holmes
   
Puntuación: 5.3 33 votos

Nombre real: John Curtis Estes

Otros alias: Big John Holmes, Long John Wodd, Mr. John Holmes, John C. Holms, Johnny Holmes, John Duval, John C. Holmes, John Curtis Holmes, Johnny Wadd, Big Jon Fallus, Big John, John Rey, Mark Lloyd

Procedencia: Pataskala, Estados Unidos

Fecha de defunción: 13 de marzo de 1988, con 43 años

Altura: 188 cm.

Años en activo: Desde el 1969 al 1988

Filmografía: IAFD

Páginas:

Biografía

La vida de John Holmes parece un drama lacrimógeno y conviene conocer su infancia para entender su convulso final. Nacido en una familia de padre ya de por si algo ausente, éste se largó de casa cuando John tenía solo 3 añitos. Su madre, bautista de fe inquebrantable y muy religiosa, se casó con un alcohólico violento, y unos años después se divorció de él y se mudó con su pequeño a Columbus, Ohio. Un tiempo después conocería a su tercer marido, con el que las cosas fueron bien hasta que cuando John cumplió 15 años de edad comenzó a darle palizas. La futura estrella porno un día se rebeló y golpeó a su padrastro, tirándolo escaleras abajo, tras lo cual huyó de casa para vivir casi dos semanas en las calles. Pasado ese período volvió a casa, solo para decirle a su madre que se marchaba definitivamente porque temía matar a su padrastro. Acto seguido se alistó en el ejército y tras unos años como profesional de las fuerzas armadas, dejó el cuerpo y se fue a vivir a Los Angeles. Allí trabajó en lo que se le puso por delante: vendedor ambulante y conductor de ambulancias fueron sus empleos más duraderos y en este último conoció a su esposa, una enfermera. Dos años después de casarse, John coincidió en los lavabos de un bar con un fotógrafo que, al ver el tamaño de su polla en el urinario, le recomendó probar suerte en el porno. Así fue como nació la leyenda de John Holmes, el Elvis Presley del porno, y de como sus primeros pasos en la semiclandestinidad erótica le abrieron las puertas del porno profesional a principios de los setenta. A finales de esa misma década, tras una imborrable trayectoria porno que incluía clásicos como Garganta Profunda, The Devil in Miss Jones y Tras la puerta verde, su estatus como estrella del cine X (dicen que ganaba cerca de 3.000 dólares al día) le estaba costando la salud: una severa adicción a la cocaína y el crack empezaba a darle problemas de erección. Para mantener sus vicios, John comenzó a traficar con drogas, prostituirse tanto con hombres como con mujeres e incluso llegando a estafar y robar. Esta espiral autodestructiva dio con sus huesos en la cárcel, donde cumplió tres meses y medio, y cuando salió en 1983 decidió aceptar un papel protagonista en una película porno gay titulada The Private Pleasures of John C. Holmes. No se sabe quien fue el origen, pero alguno de los actores del filme había contraído el SIDA y se lo contagió a todos los intérpretes, incluido John. Ese mismo año se divorciaba de su primera esposa y en 1986, sabedor de que tenía el HIV, acudía a una propuesta para una película porno en Italia, donde mantuvo sexo filmado sin protección sin decir nada de su condición de enfermo, lo que a posteriori provocó que el filme fuese un éxito de ventas. En 1987 se casaba con su segunda esposa, Laurie Rose, y al año siguiente era ingresado en el Hospital de Veteranos de Sepúlveda, en California, donde fallecería el 13 de marzo por complicaciones derivadas del SIDA.