James Deen

Entró en el porno con solo 18 añitos por pura vocación y posiblemente por su aspecto de tipo corriente, diametralmente opuesto al estereotipo de pornstar masculino, este judío ha calado en lo más profundo de los corazones de las pornófilas.

El considerado enfant terrible del porno, un jovenzuelo con cara de niño inocente y carácter de castigador perverso, se ha alzado ya como una de las estrellas más brillantes en la no mu atendida ala masculina del porno yanqui. Sin la exhuberancia apasionada de Manuel Ferrara o el poderío animal de Nacho Vidal, James no ha tenido más remedio que tirar de su mayor arma: un talento demoledor.

Mientras otros opinan que lo mejor de su trabajo es que les paguen por disfrutar, este escuálido titan de mirada vivaz y gran sentido del humor es de los que disfruta de lo que hace a todos los niveles, y eso se ve en la facilidad que posee para desplegar una química especial con numerosas actrices, y muy en especialmente con Stoya, quien ya ha admitido muchas veces que mantiene una amistad y una conexión física fuera de lo normal con este bribonzuelo.

Pero donde realmente James se muestra como es, es en sus trabajos para Kink, la productora de lo oscuro y lo relacionado con el BDSM. Allí da rienda suelta a su doctor maligno interior y podemos ver al James Deen más perverso e inmisericorde haciéndoselas pasar putas a sus compañeras de reparto, todo ello con una imborrable sonrisa de autosuficiencia en los labios.

  • Nombre real: Bryan Matthew Sevilla
  • Otros alias: Jimmy Deen, James Dean
  • Procedencia: Pasadena, California, Estados Unidos
  • Edad: 30 años (7 de febrero de 1986)
  • Color de pelo: Moreno
  • Altura: 170 cm.
  • Etnia: Blanca
  • Años en activo: Desde el 2004
  • Páginas: Twitter