Hitomi Tanaka

En el subgénero Bakunyū, que es ese rincón del porno japonés (o JAV, japan adult video) en el que se clasifica el contenido centrado en tetas gigantescas, hay una mujer que brilla por encima de todas las demás. Hitomi Tanaka le debe su vida profesional a la gigantomastia que le otorgó unos pechos enormes para cualquier escala y absolutamente colosales dentro de la propia cultura nipona, una sociedad que para compensar la tendencia de sus mujeres a desarrollar poco pecho han ido obsesionándose cada vez más con ese tipo de tetas que difícilmente podrían encontrarse en la calle.

Hitomi nació en la Prefectura de Kumamoto y empezó su carrera como modelo Gravure (provocativa pero sin desnudos) en 2007. Un año después se adentró en el softcore y su éxito fue instantáneo (la comparaban con otra tetona histórica como Harumi Nemoto), de modo que en otoño de 2008 decidió aceptar una propuesta la productora Soft On Demand para debutar en el JAV y su popularidad se disparó. Colaboró con grandes estudios como Oppar o Moodyz, y fue finalmente la compañía occidental Score Group la que lanzó su carrera al estrellato internacional.

Asistiendo a clases de inglés y participando en cada vez más rodajes de tipo occidental, Hitomi Tanaka llegó a convertirse en la primera mujer de la historia de Score en ganar un segundo galardón de Modelo del Año en 2015, cuando revalidó su trofeo de 2014. En 2016 volvió a ganar el premio, alzándose como una de las AV idols más influyentes del porno internvacional.