Diamond Foxxx

Cansada de la pequeña ciudad de Virginia donde había nacido, a los 25 años decidió viajar al sur, a Florida, para ver algo de mundo y labrarse un futuro alejado de la América profunda tras una fracasado intento de seguir la senda de sus padres (ambos eran militares) al ser expulsada del ejército por conducta sexual inapropiada. Su primera idea fue convertirse en agente inmobiliaria, pero aquello requería invertir dinero, y así fue como empezó en el porno para financiarse. Pero la cosa le gustó y terminó asentándose en Los Angeles, donde trabajó para numerosas productoras. Actualmente reside en Dallas, Texas, donde ejerce como stripper en un club y sigue participando en escenas porno con moderada asiduidad.