Chanel Preston

Desde que era adolescente a Chanel siempre le interesó el mundo del espectáculo. Ya fuese haciendo teatro, balet o incluso canto, ha llegado a decir que sentía cómo las multitudes le brindaban energía. Tras mudarse a Hawaii dio rienda suelta a esos impulsos y empezó a trabajar como stripper con tanto éxito que su compañía la invito a hacer un tour por el país.

En uno de esos bolos conoció a una vieja gloria del porno que le recomendó probar suerte y así lo hizo: en enero de 2010 se estrenaba ante la cámara junto a Nick Manning para Vivid. A partir de ahí su éxito no ha hecho más que aumentar y su naricita respingona es ya una de las queridas del porno tanto por público como por la crítica.