Casey Calvert

Descubierta por el cazatalentos del porno Mark Spiegler, Casey llegó a la industria en 2012 con una idea muy definida en la cabeza: convertirse en la heredera espiritual de Sasha Grey en su rol de chica guapa, lista y tan extremadamente cerda que ninguna práctica se le resista. De hecho fue solo en su tercera escena cuando se dejó desflorar el culo, y porque su agente la contuvo: Casey quería debutar con un gangbang e el que le follaran todos los orificios a la vez. Nada mal para una señorita que perdió la virginidad a los 21 y que, en lo que lleva de trayectoria, se ha especializado en sexo anal a una velocidad inaudita.