Audrey Hollander

La clásica pueblerina casquivana de Kentucky que quiere dar rienda suelta a sus instintos y decido buscarse un hogar en el Valle de San Fernando. Esta lasciva pelirroja entró en la industria a los 24 años, y pasada de largo la treintena sigue trabajando en la vertiente más hardcore del porno (sus anales y sus dobles penetraciones en todas la variedades posibles se cuentan por decenas), y eso manteniendo un rostro bellísimo y un cuerpazo que ya quisieran muchas jovencitas.