Amy Black

Aunque tenga nombre de mezzo-soprano, la garganta de Amy es en realidad un instrumento de placer, y no del musical precisamente. Y es que esta portadora de un culo espléndido nacida en las altas tierras de Quito, empezó con el tema marrano calentando al personal a través de su servicio de pago por videoconferencia, y le pasó lo que a muchas: se lían, se lían, se envalentonan, y acaban delante de una cámara profesional recibiendo embutido de alto calibre.