Amy Anderssen

Canadiense aunque de ascendencia libanesa, Amy Anderssen es el clásico ejemplo de mujer que se entrega completamente a los brazos de la cirugía hasta niveles que quizá un profesional catalogaría de patológicos. Puede que no haya ni un solo centímetro de su cuerpo sin retocar, aunque lo más llamativo de su perfil es sin duda las gigantescas tetas de silicona que luce orgullosa —una talla 40HH, si es que eso tiene algún sentido—, seguidas de sus labios cuasi desproporcionados. Es algo así como una versión morena, artificial y tremendamente viciosa de Jessica Rabbit, la novia de Roger Rabit.

La obsesiva intervención en las proporciones de sus zonas más erotizantes —se ha aumentado el pecho hasta cinco veces, aunque luego ha tenido que retirarse los implantes y volver colocárselos debido a las infecciones— está directamente ligada con sus hábitos: dice Amy que aunque no perdió la virginidad hasta los 20 años de edad durante una estancia de un año en Inglaterra, a partir de entonces desarrolló una muy disfrutada adicción al sexo, lo que la llevó a empezar a ejercer como escort de lujo al volver a Canadá. En el negocio de la prostitución de alto standing fue donde empezó a establecer conexiones con la industria del porno y comenzó a rodar escenas cada vez más extremas como una forma de promoción para su verdadero oficio.

Con el paso de los años Amy ha ido sintiéndose cada vez más frustrada con la casi inexistente industria canadiense del porno pese a sus intentos de darle visibilidad, y actualmente prefiere dedicarse al escort y la webcam aunque sin hacerle ascos a algún que otro rodaje porno puntual.

  • Otros alias: Amy Anderssen, Amy Anderson, Jana, Amy Juggs, Jayna, Jayna James
  • Procedencia: Leamington, Ontario, Canadá
  • Edad: 31 años (4 de mayo de 1985)
  • Color de pelo: Moreno
  • Altura: 163 cm.
  • Etnia: Blanca
  • Tetas naturales: No
  • Tamaño de tetas: Grandes
  • Años en activo: Desde el 2006
  • Páginas: Twitter | Instagram