Amai Liu

Actriz de un físico muy poco corriente, algo entre la incomodidad y la fascinación. Aparenta no haber llegado aún a la adolescencia pero tras sus escasos 35 kilos de lolita inocente en realidad se esconde una mujer sexualmente voraz y salvaje, aficionada al karate y al boxeo, que empezó a ejecutar anales y squirts como el que se espanta las moscas en su primer año como actriz porno, nada más cumplir los 18 años. Toda una profesional.