Alexis Fawx

Entre 2010 y 2013 se produjo un fenómeno curioso: muchas de las incorporaciones a la industria americana del porno tenían más edad de lo que suele ser habitual, muchas de ella pasaban incluso de los 35. Alexis Fawx es una de esas novatas treintañeras, una de las más guapas y con mejor cuerpo de toda su hornada, y en estos años trabajando a toda máquina en el negocio que tan bien la acogió la hemos visto pasar de los 40 sin perder si un gramo de belleza y atractivo: más bien al contrario.

Dice que de niña ya era un poco salvaje, y debe ser cierto: después de graduarse en el instituto se alistó al ejército, cuatro años sin llegar a licenciarse en las fuerzas aéreas, para luego volver a la vida civil por temas familiares e ir a la universidad. Su llegada al porno se produce tras mudarse a Florida, en 2010, y desde entonces su progresión es ascendente, curiosamente con más popularidad cuanto más rubio lleva teñido el pelo. Bisexual declarada y con relaciones estables de pareja con mujeres en su pasado, Alexis dice que llegó a esta industria aburrida de su empleo como administrativa, a través de un anuncio clasificado en Craigslist donde pedían a gente para hacer de extra en un rodaje porno. Al final resultó ser una de aquellas falsas despedidas de soltera que suelen publicar en Dancing Bear, y a Alexis le tocó ser una de las que le chupa la polla al stripper. Le pareció fácil y divertido y se dispuso a dar el salto como profesional.

Con toda la experiencia que ya acumula, dice esta espectacular MILF que el truco para seguir mostrando siempre esa implicación tanto en sus escenas como en su sesiones de webcam es evitar conscientemente la masturbación hasta que las ganas ya no le dejan vivir y entonces su sexualidad estalla frente a la cámara. No sabemos si este método es cierto, pero a juzgar por el resultado, lo parece.