Abella Danger

Tras el auge y la caída de la diosa cubana Abella Anderson muchos pornófilos creían que ponerse un nombre artístico tan particular era una batalla perdida, que la comparación ni siquiera era posible. Pero Abella Danger ha decidido llevarles la contraria y cuantas más escenas añade a su filmografía, más cerca parece de superar aquella locura fugaz como un destello que vino desde el Caribe. Danger a menudo es catalogada como latina, pero en realidad es judía, lo cual hace más meritorio el hecho que salta a la vista en su perfil profesional: que posee un culazo monumental.

Con formación de bailarina pero cuerpo para el porno, dice Abella que no tardó en darse cuenta de que esas dos enormes nalgas adolescentes que hacían lucir increíble sus leotardos de balet hipnotizaban a los chicos y que quizá no eran algo tan malo como ella creía. En cuanto perdió la virginidad a los 16, empezó a sacar partido a ese pandero y a experimentar con su cuerpo con chicos y chica (admite, de hecho, que prefiere las mujeres y que tuvo una relación estable de un año con una), pero fue uno de su último novio (el actor porno Brick Danger) quien le suplicó que rodase porno con él. Le gustó la experiencia y el ambiente, así que decidió quedarse y disfrutar.

  • Otros alias: Bella Danger
  • Procedencia: Miami, Florida, Estados Unidos
  • Edad: 21 años (19 de noviembre de 1995)
  • Color de pelo: Castaño
  • Altura: 162 cm.
  • Etnia: Blanca
  • Tetas naturales: Sí
  • Tamaño de tetas: Medianas
  • Años en activo: Desde el 2014
  • Páginas: Twitter