¿Quién dijo que en la industria del cine porno no se folla nunca entre escena y escena?

Pinjed

Por 40

Existe la idea muy extendida de que la industria del porno es una fiesta continua, y que en los rodajes no sólo se folla de forma profesional ante las cámaras, sino que los sets de filmación son en sí mismos una bacanal de sexo desenfadado y sin complejos. También existe la idea, aún más extendida que la anterior, de que todo lo que acabo de escribir es falso, que la elaboración de una película porno exige una seriedad, una disciplina y una solemnidad absolutamente totales, que los actores ni siquiera se caen bien y que los polvos filmados, coreografiados mecánicamente por el director, son lo único sexual que acaece durante esas producciones.

Pues hoy os traigo una prueba que, si bien no desmiente totalmente ninguna de las dos corrientes de opinión, si que pueden sorprender a los más escépticos. La grabación corresponde al rodaje de la porno-comedia Reno 911: A XXX Parody (Lee Roy Meyers, 2010) y en ella podemos ver como Natasha Nice y Tyler Knight repasan sus diálogos un rato antes de empezar a filmar su escena mientras Mr. Pete aprovecha para follarse a su compañera procurando no distraerla de su tarea. Una vez que han terminado el repaso de sus textos, el trío decide aprovechar el tiempo que les queda hasta que empiecen a rodar. Un impresionante documento cuya veracidad queda prácticamente demostrada sólo con apreciar la calidad pornográfica de la grabación, que es, en efecto, prácticamente nula.

Comentarios