Clásicos porno: el mejor anal de Bree Olson

Bree Olson, al igual que la mencionada hace poco Ashlynn Brooke, es una de las pornstars más añoradas. Se retiró oficialmente en 2011, tras cinco años dando guerra, y pese a no ser de las más cerdas siempre fue de las más populares. Trató de reinventarse a menudo y a menudo alternaba su imagen de chica de granja con cara de cervatillo con su alter ego superzorrón, salvaje y maquillado como una puerta. Hoy asistimos a uno de sus picos profesionales, la escena para Big Wet Asses #10 que ganó el AVN al mejor anal en 2008.

Bestias del twerking: Samantha Staxx

Samantha Staxx tiene un poco en común con la bestia del twerking de la semana pasada, Lina Martini: ambas pueden presumir del hiperculo demencial que es conditio sine qua non para aparecer en esta sección y en los videoclips de hip hop americano en general, pero también de una delantera que no todas las bailarinas del mundillo poseen. Eso sí, también hay un factor diferencial: Lina estaba muy buena pero era de goma; las tetas de Samantha son 100% producto natural, y además se da un aire con Valentina Nappi, sex symbol orgasmátrico.

Mundo jodido: Shrek is Love, Shrek is Live

Nuestro buen amigo, el gran Albert —cuya obra estáis obligados a amar aquí desde ya— nos señala el camino de la demencia con este corto que ha encontrado solo dios sabe dónde y que necesitábamos compartir con la facción más bizarrófila de la parroquia orgasmátrica. El corto es obra de un zumbado llamado AirplaneRandy, está hecho con Source Filmaker aprovechando materiales del Counter-Strike, y básicamente se trata de una carta de amor (y pasión, mucha pasión) dirigida al ogro Shrek, el personaje de Dreamworks, en un tono algo… ominoso.

La terrorífica bailarina animatrónica de Wolfson

Si os parece que las muñecas y los maniquíes ya de por sí dan miedo, esperad a ver lo que ha confeccionado el artista Jordan Wolfson para cimentar la base de vuestras peores pesadillas. Se trata de un animatronic de proporciones humanas animado gracias a la tecnología del estudio hollywoodiense Spectral Motion y que se expone hasta el 19 de abril en la David Zwirner Art Gallery de Nueva York. El humanoide se mueve con una fluidez inquietante frente a un espejo y usa el reconocimiento facial para mirar fijamente a los espectadores.

A Ryan Madison le toca la lotería: Valentina Nappi

Cuando trabaja con su mujer hay quien no duda en señalar el hecho de que Ryan Madison esté casado con una mujer más bien poco agraciada, por grandes que tenga las tetas y permisiva que sea con el sexo fuera del matrimonio. Se olvidan, eso sí, de los privilegios de dirigir tu propia productora, como por ejemplo tener en la agenda el número de la bestia italiana del sexo, Valentina Nappi, y que acepte dedicarse toda una tarde a follar contigo. Si eso no es un privilegio, que baje dios y lo vea.

Anikka sabe lo que tiene

A primera vista parece una escena más como otros tantos cientos, con Mike Adriano llevando a cabo sus liturgias de siempre. Pero no: parece que Xander Corvus está en esa fase en que un actor se convierte en director y necesita buscar su estilo, su identidad dentro del cosmos lleno de matices que es el porno comercial. En este caso ha decidido parecerse a Adriano, pero con sus propias reglas: un ritmo mucho mayor y una alternancia en quién lleva la iniciativa durante un polvo con Anikka Albrite, el culazo de moda.

Puliendo cera: Ai Uehara

Tenemos a dos lectores especialmente fascinantes: Shark y El_JAVer_de_siempre no solo son unos entendidos en JAV (japanese adult video, o porno nipón) sino que además suelen asesorarnos a menudo en esta materia, y a veces se arrancan en cordiales debates donde se cruzan referencias que a muchos nos suenan a chino, literalmente. Ho he cazado uno de los nombres que han salido en sus conversaciones, una jovencita llamada Ai Uehara de la que me ha sorprendido su aire risueño pero también su espléndido culo que poco tiene que envidiar a las occidentales.

Mariya A., la rusa que viajó desde los setenta

Con esto de rebuscar entre señoritas de hace décadas en la sección Diosas ancestrales, me he dado cuenta de algo que muchos habéis advertido y apuntado en comentarios: las tetas de los sesenta y los setenta han dejado prácticamente de existir. Auténticas ubres naturales, acampanadas, con bastante caída pero sin perder encanto, en jóvenes lozanas de mejillas saludables y sonrisa provinciana. La modelo rusa Mariya A. (también conocida como Svanhild) es de esos pocos ejemplares que han sobrevivido a una extinción inexplicable, y aunque no es para todos los gustos, a nosotros nos encanta.

Así comen las pornstars

Hace unos meses publicamos un simpático vídeo en el que la curvilínea Sara Jay nos lanzaba su teoría sobre cómo comen las pornstars. Ahora podemos ver un testimonio más realista: el fotógrafo Nate Smith, responsable de nuestro amado blog Driven by Boredom, se ha pasado cuatro años fotografiando a toda persona con quien saliese a cenar, y como trabaja mucho con actrices porno, ha decidido recopilar para Vice todas las imágenes con alguna felactriz echándose a la boca algo más nutritivo y digestivo que la polla dura de algún compañero de escena.

Chorus, arte grotesco

Esta pieza tan extraña e inquietante se titula Chorus y es parte de la exposición artística This is NOW que tuvo lugar hace poco en la ciudad de Oslo, en Noruega, donde se dieron cita los mejores talentos del mundo en poster art y gráficos animados. El proyecto empezó como un póster en su concepción original, pero pronto fue mutando hasta convertirse e este perturbador vídeo en el que unos grotescos personaje con forma de boca emitiendo ruidos raros que se terminan fusionando con el alboroto de los visitantes a la exposición.

Jada Stevens para siempre

Si la semana pasada nos deshacíamos en elogios hacia Jada Stevens, su mirada picarona y su culo demoníaco, hoy con otro anal mareante para Brazzers se nos acaban los calificativos. Sigue sorprendiendo que una mujer que lo hace todo, mucho y bien no reciba un mayor reconocimiento institucional en la industria, y es que esta asesina de adjetivos de trasero planetario colecciona grandes nominaciones que nunca acaban de materializarse en premios. Viéndola trabajar y mirarnos a través de la pantalla uno se pregunta qué más tiene que hacer, si es que le queda algo.

No nos cansamos de Siri: hoy, bocadillo español

Seguro que algún lector está deseando leerme la cartilla por insistir tanto en una mujer que no es para todos los gustos. Y, sí, es cierto que por aquí andamos un poco obsesionados con Siri, pero también tiene ella misma parte de culpa por el ritmo cegador e imparable al que genera material de primerísimo nivel. Hoy, mientras esperamos que se decida ya con el anal, os invito a disfrutarla en compañía de dos sementales españoles como Toni Ribas y Ramón Nomar para la película From Both Ends de Digital Sin.

My Cherry Crush, una pornstar atípica

Hace poco alguien nos dejaba caer una petición: hablad de My Cherry Crush. La investigación dio sus frutos muy rápido: se trata de una jovencita de 23 años que ha tratado de emborronar las fronteras entre los conceptos de modelo erótica, webcamer profesional y actriz porno con bastante éxito y un estilo muy personal. Solo hace porno para su propia web, no se relaciona con la industria y sus pelucas de colores y su look, que recuerda un poco al cosplay de anime, forman parte esencial un porno colorido, luminoso y fresco.