Otro bully abusón aprende una lección

Aquí ya sabéis cómo nos gusta la justicia instantánea, sobre todo a aquellos que se decían a joder a otros por puro sadismo o para fortalecer su autoestima. En este autobús escolar una chica agrede y humilla a un chaval hasta que el gordito decide que ya ha tenido suficiente y agarra del cuello a la chica, que lucha por respirar mientras el hermano de ella trata de defenderla. Al final el gordito parece darse cuenta de que está a punto de estrangular a la bully y la suelta con un curioso “¿estás bien?”.

Chloe Foster enculada por Criss Strokes

Las apariencias engañan. De una chica tan menudita como la norteamericana Chloe Foster (1 metro 57 centímetros y 43 kilogramos en un cuerpo bien compensado) uno podría suponer que le gusta el sexo delicado y acariciante. Nada más lejos de la realidad. Esta pequeña zorrita se desvive por las trancas grandes y por eso se muestra entusiasmada cuando comprueba que el descomunal Criss Strokes está a punto de empalarla por todos sus orificios con su pollón del tamaño de su antebrazo en esta nueva entrega de la cipotuda serie “Teens Love Huge Cocks”.

Compresión total en Tokio

No me extraña que los japoneses tengan esa fama de trabajar hasta deslomarse (hasta corre un bulo sobre que sus huelgas de trabajadores se basan en trabajar todavía más): si yo tuviera que volver cada noche a mi casa en el metro de Tokio, me quedaría a dormir en la oficina. Para muestra hay algo todavía más espectacular que esos vídeos de revisores empujando a los viajeros para cerrar las puertas del vagón: mirad esta serie fotográfica de Michael Wolf. Se titula Tokyo Compression y casi le cuesta a uno respirar solo de verla.

La nueva clase política de la República de Donetsk

Hace unas semanas la red se volvió muy loca con Natalia Poklónskaia, la fiscal general designada por el nuevo gobierno de la Crimea independiente. Guapa, rubita y la mar de adorable, le han llovido cartas de amor, fanfics y retratos en plan anime fruto de la fascinación. Pero ojo porque cerca de allí ha nacido hace poco otro país, la República Popular de Donetsk, y parece que también quieren rivalizar con sus vecinos: primero han designado como ministra de exteriores a Catherine Gubareva y como fiscal general a Maria Vladimirovna Katasanova.

El tailandés hirviente

Lo de los faquires escupiendo fuego es algo que a todos nos parece ya una chorrada, potencialmente peligrosa, sí, pero nada meritoria. Por el mundo deben de haber muchos personajes capaces de soportar altas temperaturas, pero solo durante un tiempo limitado, como esa tradición de caminar (rápido) sobre las brasas, pero lo de este tío no tiene explicación. Parece algún tipo de sacerdote que recita su sermón sentado dentro de un wok lleno de agua hirviendo. Si alguien sabe de qué va esto o si tiene trampa, por favor que nos ilumine.

Dani Daniels es la loba de Wall Street

Arranca Brazzers otra de esas locas sagas paródicas por episodios, esta vez protagonizada por la guapísima Dani Daniels que estrena la serie recibiendo pollazos apasionados de Xander Corvus, que a base de buen ritmo y embestidas potentes cada vez tiene más caché y va dejando atrás esa fama de niñato porrero sin profesionalidad. El encontronazo parodia la escena de El lobo de Wall Street en que Leonardo DiCaprio recibe los más sencillos, despiadados y útiles consejos de Matthew McConnaughey, aunque aquí los golpecitos al pecho se los dan a Dani en la entrepierna.

Valentina Nappi se reencuentra con Ferrara

Tras deleitarnos durante sus primeros meses en el porno y sin salir de Europa, finalmente la diosa italiana Valentina Nappi optó por cruzar el charco y medirse a las potencias mundiales de la industria. La verdad es que en Norteamérica no ha desentonado nada, y recuerdo que uno de sus momentos álgidos fue su esperado primer choque con el francés Manuel Ferrara. Han pasado solo seis meses, este es su tercer polvo filmado —la cuarta escena de Slutty and Sluttier #21, de Evil Angel— y ya parece que lleven toda la vida follando.

Jamie Salmon y Jackie Seo: escultura hiperreal

El hiperrealismo pertenece a una faceta del arte que trata de ilustrar situaciones, personas u objetos yendo mucho más allá de cómo se supone que luce en un dibujo utilizando técnicas y elementos pictóricos que generan una ilusión de realismo genuino en el espectador. El británico Jamie Salmon y la coreana Jackie K. Seo son escultores contemporáneos que viven y trabajan en Vancouver, Canadá, y han alcanzado un nivel de realismo en su obra difícil de asimilar esculpiendo resina, látex, silicona y pelo. Tanto es así que ahora trabajan en el cine.

Ava Addams, cómplice de la revolución MILF

La semana pasada extraíamos una escena de la película MILF Revolution #2 dirigida y protagonizada por Lisa Ann, y aunque en aquel segmento nos quejábamos de que a Romi Rain le colgaran el sambenito de MILF con veinte y tantos años, en el caso de hoy parece más justificable. En esta segunda escena de la cinta la invitada ese Ava Addams, una mujer a la que aquí amamos, y que al menos pasa de la treintena y tiene un hijo. Eso sí, con un cuerpo de MILF que es la envidia de las jovencitas.

La loba de Wall Street, segunda parte

Brazzers sigue con su particular parodia de la que para muchos fue la mejor película del año pasado, El lobo de Wall Street, aunque esta vez el segmento es menos reconocible: las celebraciones locas que organizaba DiCaprio en su oficina son sustituidas por un polvo en público en el que Mick Blue le borra el cerito a una Monique Alexander a la que le pega mucho ese traje de alta ejecutiva noventera. La loba, Dani Daniels, sigue demostrando una vez más que sorprendentemente no se le da nada mal esto de la interpretación.

El acercamiento al glamcore de Lola Foxx

Con solo 22 primaveras y un aspecto de teen que viene perfilando su estereotipo profesional desde siempre, Lola Foxx ya lleva casi tres años en este oficio y todavía no nos ha regalado su primera sesión de bombeo trasero pese a haber trabajado con expertos en defloraciones como Mr. Pete o Michael Stefano. Pero viéndola trabajar con Wicked en escenas de alta influencia glamcore como este estimulante polvo con Erik Everhard para Modern Romance, casi preferimos que siga haciendo tan bien lo que hace sin meterse en otros jardines más duros. Casi.

Diosas ancestrales: Donna Michelle

A menudo en la sección —ya de una duración más que respetable, me parece— Diosas ancestrales aparecen señoritas singulares de formas mareantes que en su día aparecieron en Playboy o My Fair y que con sus medidas difícilmente tendrían un puesto en las portadas de revistas masculinas actuales. Por eso Donna Michelle (Playmate del mes de diciembre de 1963 y Playmate del año 1964, medio siglo hace ya de estas fotos, poca broma) es un caso algo distinto: la perfección de su cuerpo es tan absoluta e indicutible que trasciende cánones y tendencias.

Krissy Lynn vuelve al gangbang extremo

Por mucho que esté entre las pornstars del montón que uno puede ver cualquier semana en Brazzars, Naughty America o Bangbros, a Krissy Lynn le va la marcha hasta límites insospechados, y no son pocas las veces que acude a la armería de San Francisco, sede de Kink, para que le den caña de la buena. Y pocas cosas hay más cañeras que un gangbang, algo que la felactriz de Salt Lake City no practicaba desde hace un año, así que el pasado mes de enero le dieron una ración difícil de olvidar.

Fiebre pelirroja: Kami Brush

Lo que hace mágicas y dignas de fascinación a las pelirrojas no es que todas estén buenas, porque obviamente no es así, sino que el hecho de ser pelirrojas les aporta algo especial difícil de describir. Quizá morbo, no lo sé. Un amiga muy aficionada a experimentar con tintes de colores me dijo jamás le han tirado tanto los tejos como cuando se tiñó el pelo de rojo, así que algo tiene que haber ahí. En el caso de Kami Brush, eso sí, da un poco igual: estría tremenda incluso calva.

Kimber James: ¿cómo es follarse un coño artificial?

Hace unas semanas recopilábamos algunas actrices porno transexuales famosas y mencionábamos un caso no del todo común. A los 12 años Kimber James fue diagnosticada con síndrome de Klinefelder, una malformación cromosómica que deriva en hipogonadismo y alteraciones hormonales, quedando su desarrollo a medias con una estatura de 1,60 y constitución frágil. Desde su debut como pornstar fue durante cinco años una shemale más, con cirugía facial, tratamiento hormonal e implantes, pero manteniendo funcionales los genitales. En 2012 se operó para completar su transición y ahora sigue ejerciendo como pornstar del todo femenina.