get_the_title()

Nalgonas

Es el momento de los culos. Los que nacimos en los ochenta hemos vivido siempre bajo la dictadura de las tetas, pero algo cambio entrado el nuevo siglo: no se sabe si por influjo del porno o no, pero las mujeres nalgonas dominan ahora el mundo del espectáculo en todas y cada una de sus facetas. Nalgonas en el cine, chicas nalgonas en la música, vídeos de nalgonas haciendo twerking o simplemente exhibiendo bullate en YouTube y redes sociales, latinas nalgonas al nivel de las negras nalgonas y hasta maduras nalgonas que vivieron su juventud acomplejadas por su culo grande y ahora se han dado cuenta de que cada mañana desayunan resposando sobre un verdadero tesoro de carne, músculo y piel.

Los hiperculos, eso sí, llegaron al porno norteamericano unos años antes de que el resto del planeta decidiese que ahora los panderos gigantescos son dignos de alabanza. Los vídeos de nalgonas follando circulaban por la red, tanto en formato profesional como amateur, antes de la locura culera en la farándula y la música. Nunca sabremos, a menos que alguien haga un estudio cultural muy concienzudo, si el porno provocó la fiebre por las nalgonas o fue el resto del mundo lo que provocó que en el porno empezasen a proliferar las mujeres de culo generoso.

En cualquier caso, abrazamos las tendencias que nos gustan, y cuando se trata abundar en el cuerpo femenino es difícil encontrar una parte que no nos parezca digna de fantaseo y salivación.