Mocos profundos

Fogardo

Por 0

Los burillas molestan y sacártelas se puede convertir en un reto personal. Hay quien no cede y urga hasta las entrañas para liberarse de ellas. La verdad es que vale la pena entretenerse en ello para que la burilla no se asome cuando menos te lo esperas. La foto que presentamos hoy es la de un hombre obsesionado que se ha pasado un poco de la ralla. Dicen que se te puede agrandar la nariz de tanto urgar, pero lo que no sabiamos era que podía ser tan peligroso.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *