Libros infantiles para una sociedad enferma

Pinjed

Por 14

En mi casa los libros infantiles con moraleja, lección, doctrina o como queramos llamarlos, no abundaban. Yo prefería los tebeos de los Transformers, los libros de Wally o los cuentos de Disney. Pero hubo una época en la que ese tipo de literatura era el biberón moral de muchos niños, sobre todo allende los mares, en territorio yanqui. Los padres se aseguraban de que los valores que querían inculcar a sus pequeños también tuvieran un cameo en los momentos de ocio. De hecho sigue siendo una práctica habitual en familias religiosas. Pero si os preguntábais como serían esos libros hoy en día, con una dosis de honestidad y humor negro, no busquéis más.

libros-dead-mom
“Las ballenas muertas no pueden saludar. Y los japoneses tienen la culpa” / “Mami debería a desintoxicación”

libros-2
“¡Démonos prisa! ¡O nos perderemos el linchamiento público!” / “Un buen lugar. Para esconder restos del cadáver”

libros-3
“Las flores son bonitas. Pero ganaríamos más dinero plantando maría” / “Zippy niega el Holocausto”

libros-4
“Papá espera tener cuerda suficiente en el maletero” / “¿Cuándo morirás de cáncer?”

libros-5
“Fido encuentra un dildo” / “Polly pinta un pene”

libros-6
“Si Tommy fuese judío probablemente no sería tan malo con el violín” / “El gran libro de los ahogamientos”

libros-7
“Billy es el favorito del monseñor” (“no digas nada y seguirá habiendo caramelos”) / “No te preocupes, no te mataremos”

libros-8
“Mierda molona que puedes hacer con fieltro, pero no podrás porque estás en la cárcel y no te dejan usar tijeras” / “Mi primer aumento de pecho”

Comentarios