Jessie James en un Halloween anal

Fogardo

Por 17

En esta escena propia de la noche de Halloween vemos que Mandingo ha fallecido. Su amantísima esposa (interpretada por Jessie James) llora desconsolada junto al féretro del falópedo sintiendo un gran vacío en su corazón. Pero el horror se desata cuando el falópedo regresa de entre los muertos con el fin de dar una última alegría a su enorme polla iniciándose así una pavorosa y necrófila jodienda a la que ni corto ni perezoso se apunta el dueño de la funeraria (Byron Long). Con esos dos enormes rabos empalando todos sus orificios Jessie James descubre que el vacío no estaba en su corazón sino en su coño y culo.

Comentarios