Clásicos del porno: Garganta profunda 1972

Fogardo

Por 63

Posiblemente Linda Lovelace sea la pornostar más famosa de todos los tiempos, pasando de ser la primera en protagonizar una felación extrema a ser la mayor detractora de todo lo que tuviera que ver con el mundo del sexo. Hoy os traemos su película más conocida, enterita y sin cortes pero antes repasemos un poco la vida de esta curiosa actriz porno. Hija de un policía, nació y creció Nueva York, en donde recibió una estricta educación católica. Su destino era trabajar como fotógrafa, pero durante la convalecencia tras un accidente de coche, conoció al director porno Charles Traynor, con quien acabó casándose. Su carrera en la pornografía se inició en cortos clandestinos, entre los cuales existe al menos uno de zoofilia, hecho que siempre negó. En 1973 se divorció y denunció a su marido, quien según ella la había forzado a ejercer la prostitución y la pornografía. Años después pasó a militar en el feminismo radical y a ser una de las activistas antiporno más conocidas. El 22 de abril de 2002, murió en un accidente de tráfico en Denver, Colorado, donde residía desde 1990.

Su momento cumbre llegó con Garganta profunda (1972), dirigida por Gerard Damiano y que incomprensiblemente pasó inadvertida a la censura. La película pudo verse en todo tipo de salas cinematográficas, y probablemente por ello se trate de la más exitosa en la historia del porno. Muchos incluso, consideran Deep Throat (22.000 dolares de presupuesto) como la película más rentable de la historia del cine.

Han pasado 35 años y la memorable historia sigue teniendo su encanto. La protagonista al no llegar nunca al orgasmo, decide acudir a la consulta de un sexólogo. Éste, después de un reconocimiento médico, le dice que tiene el clítoris en la garganta y que sólo conseguirá tener una plena vida sexual mediante la práctica de la felación y la garganta profunda. Veamos online esta memorable escena:

Comentarios