Suicidio, esa otra tradición navideña

Junto con San Valentín, Navidad es una de esas épocas en las que la tasa de suicidios se multiplica exponencialmente. Junto a besarse bajo el muérdago, ponerle leche y galletas a Papá Noel o los Reyes Majos o comerse las uvas en Nochevieja, ahora se estilan también tradiciones de acogida más reciente como reventarse la cara con una escopeta, tomarse un cóctel de barbitúricos con Jameson o amarrarnos un cinturón al cuello colgarnos del balcón disfrazados de Santa Claus. Por eso el artista Todd Francis nos brinda su nuevo set de bolas ornamentales para el árbol de Navidad, pequeñas piezas de honestidad devastadora y humor negro que iluminarán de ilusión los ojos de las abuelitas y provocarán risas de gozo en los sobrinos.

Comentarios

7 Respuestas a “Suicidio, esa otra tradición navideña”

  1. Ponele que me llamo Diego dice:

    Eran muy drásticos los problemas (?) del sujeto de la última bola.

  2. Senil dice:

    Molan :D No me importaría colgarlas en mi árbol

  3. zadikko dice:

    Not funny at all!

  4. TripleH dice:

    “El que inventó la navidad no estaba solo. Y mucho menos en momentos de tristezas. Porqué no contarían con los afligidos , para que en Diciembre olvidarán sus penas”; popular canción colombiana para estas épocas.

  5. Irina Vega dice:

    otra tradición más ilustrada, ¿porqué no?

  6. mexmex dice:

    El de la ultima bola odia a sus vecinos!!!

  7. garco dice:

    reyes MAJOS….creo q son magos

Deja un comentario