La guerra de bolas de nieve que se fue de las manos

Era el 12 de enero de 1893 y en los alrededores del campus de la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, los asistentes a la guerra anual de bolas de nieve se las prometían felices. Estudiantes de segundo curso y novatos llevaban ya dos días de batallas sobre el césped helado, pero el tercer encontronazo parece que ocultaba rencillas anteriores y aquello podía resultar en algo más violento y menos idílico.

Alrededor de 250 novatos marcharon juntos hasta los jardines frontales del centro y empezaron a hacer su grito de guerra, desafiando a los estudiantes de segundo grado, que salieron en bandada y formaron al lado opuesto. La guerra de bolas de nieve duró más de una hora, y aunque ambos bandos quedaron acorralados durante ciertos tramos de la batalla, se las apañaban para reanimarse y recuperar terreno. Al final, el capitán del equipo de fútbol hizo acto de presencia, se situó entre ambos bandos soportando una brutal tormenta de bolazos y levanto los brazos señalando el final del conflicto bélico, que quedó en empate.

La batalla fue tan épica que acabó en el New York Times.

Comentarios

11 Respuestas a “La guerra de bolas de nieve que se fue de las manos”

  1. Goldstein dice:

    Para esos hematomas…¡nada mejor que un poquito de hielo! ;-)

  2. Rocodrilo dice:

    Opino lo mismo, las cosas o se hacen bien o no se hacen.

  3. henryu dice:

    lastima que no hubiera fotos de la batalla pero para terminar asi debe haber sido colosal, en estos tiempos seria paintball sin proteccion jejeje, buena reseña jefe

  4. CCCP dice:

    Sarna con gusto no pica y hematoma con diversión no duele. Por ejemplo, cuando el bungee-jumping empezó las cuerdas no eran elásticas siquiera.

    • Garganta dice:

      Je, je, je, muy bien dicho. Y también muy bien dicho eso de que “las cosas hay que hacerlas bien”. Eso solo se ve en una universidad, me habría gustado estar allí.

  5. Redskins 1943 dice:

    Y porque mierda no hacen películas de estos acontecimientos y nos llenan de American Pie

  6. Nucky dice:

    Jeje, esto me recuerda a Community. No me extrañaría que se hayan inspirado en este suceso.

  7. zadikko dice:

    …Y a nosotros que diablos nos importa si un monton de pendejetes, se dieron con bolas de nueve???…..Que diablos nos importa despues de mas de un siglo de lo sucedido?
    A quien le importa…diria la transexual de grandes nalgas!

  8. wladimir dice:

    el de la derecha se parece a Tom Hardy…

  9. Jorgen Boris dice:

    Es que una bola de nieve bien apretada es como una piedra.

    El capitán era del equipo de fútbol a once, como dice la noticia. Es decir, soccer.

  10. DonJulian dice:

    Con dos cojones.

Deja un comentario