Amor demócrata

Fogardo

Por 12

Terminadas ambas convenciones con un resultado extremadamente interpretable, republicanos y demócratas siguen con su campaña en peores condiciones que antes. Romney sigue mintiendo alocadamente y el ridículo con Clint Eastwood hablándole a una silla no le hizo ningún bien, y Obama sigue dando la impresión de ser un gran orador con un optimismo desproporcionado ante la avalancha de mierda que avanza imparable hacia su nación si las cosas no salen perfectas con su controvertido programa sanitario y sus propuestas para mejorar el empleo.

De camino a sus próximos mítines en Florida (un estado eminentemente pro republicano), el dispositivo electoral del presidente paró en Ft. Pierce para comer algo en una pizzería. El dueño, Scott Van Duzer, no pudo controlar la adrenalina y decidió mostrarle su cariño a Barack Obama levantándole del suelo con un poderoso abrazo. La foto, de Doug Mills, es increíble.

Comentarios